Narrativas migratorias del amor

14 de septiembre de 2022
Un «patio de luces» es reflejo de vecindad y comunidad. De compartir y acompañar a quienes están en la puerta de al lado. Desde Déjame que te cuente apostamos por una convivencia en paz entre todas las vecinas y vecinos porque todas tenemos derecho a una vida en paz.

Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas

La Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas y sus entidades llevan más de treinta años interviniendo con personas en situación de vulnerabilidad a través de diferentes proyectos sociales y educativos. Sin duda, son muchas las repercusiones y los objetivos alcanzados con las personas participantes de los diferentes proyectos sociales que se realizan; pero si realmente queremos una verdadera transformación social, es importante incidir también sobre la sociedad, ya que esta es el principal elemento integrador donde las personas llevan a cabo sus proyectos vitales.

Con este apasionante proyecto las Plataformas Sociales Salesianas pretendemos contribuir al establecimiento de medidas de prevención de discursos de odio, en particular sobre infancia, jóvenes extutelados y mujeres migrantes. Con la absoluta certeza de que “el amor es clave en la generación de nuevas narrativas”.

Asómate al Patio de Luces, tenemos algo que contarte

¿Qué te sugiere un patio de luces? Vecinas y vecinos, convivencia, vidas, ventanas abiertas, sonidos cotidianos… Un patio de luces es la esencia de un barrio, una comunidad habitada por cientos de personas diferentes pero que comparten mucho más de lo que imaginan.

Esa imagen del patio de luces es la que ha inspirado la nueva campaña del proyecto Déjame que te cuente. Con ella, desde las Plataformas Sociales Salesianas queremos poner en valor esa comunidad diversa que se respeta, que se ayuda, que se necesita. Ese vecindario que es más rico en su conjunto que en su individualidad.

Con la campaña “Patio de Luces” que presentamos el pasado 16 de mayo, Día Internacional de la Convivencia en Paz, ponemos el acento en las comunidades diversas, formadas por personas distintas; culturas y voces variadas, gracias a un movimiento migratorio que enriquece.

Las migraciones son un fenómeno natural, siempre ha habido y seguirá habiendo personas que se trasladan a otros países en busca de una vida mejor. ¿No es esto legítimo?

Vecinos y vecinas esenciales

El objetivo de “Patio de Luces” es visibilizar y sumarse a la Iniciativa Legislativa Popular “Esenciales”, un movimiento liderado por personas migrantes y apoyado por numerosas entidades sociales, que surge con el deseo de conseguir que “este país se reconozca como más diverso y trate a las personas migrantes y racializadas como personas de pleno derecho”. Para ello buscamos recoger 500.000 firmas que permitan iniciar un procedimiento para otorgar el acceso al permiso de residencia española a personas migrantes que viven y trabajan aquí.

Las Plataformas Sociales Salesianas y sus entidades entendemos la migración como un elemento que enriquece nuestra sociedad. Por ello, sumarnos a esta campaña supone apostar por una sociedad que nos incluya a todas independientemente del camino que hayamos recorrido hasta llegar a este patio que ahora compartimos.

Con la acción “Patio de Luces” queremos incidir en la aprobación de la iniciativa legislativa popular y reivindicar el reconocimiento de los derechos de las personas migrantes. Esto supone un eslabón más en nuestro ciclo de crecimiento como sociedad: un crecimiento económico, por supuesto, pero también un crecimiento en valores, que es en lo que se basa nuestro proyecto común.

Con la acción “Patio de Luces” queremos incidir en la aprobación de la iniciativa legislativa popular y reivindicar el reconocimiento de los derechos de las personas migrantes. Esto supone un eslabón más en nuestro ciclo de crecimiento como sociedad: un crecimiento económico, por supuesto, pero también un crecimiento en valores, que es en lo que se basa nuestro proyecto común.

Por eso, además de sumarnos a los argumentos ya señalados por entidades promotoras del movimiento Esenciales, queremos añadir la importancia de la Regularización como elemento cohesionador de la paz y amistad social, entendiendo la sociedad como constructo vivo, que une a la población a través de lazos de vecindad.

Es necesario contextualizar esa realidad normativamente, de ahí que sea necesario avanzar hacia una regularización que nos iguale en derechos y obligaciones.

Desde las entidades sociales salesianas nos hemos involucrado en la recogida de firmas y ahora, a través de esta campaña queremos contar, utilizando las nuevas narrativas, por qué es importante apoyar la regularización de nuestras vecinas y vecinos que un día llegaron de otro lugar para encontrar su sitio.

Narrativas que cohesionan

Con Déjame que te cuente hemos asumido el reto de construir nuevas narrativas mediante nuevos marcos narrativos, deshacernos de la otredad –ellas/os y nosotras/os–, apelar al sentimiento y reconocer la migración en nosotras mismas.

Pretendemos generar nuevas narrativas en las que, desde la comunicación, puedan incidir sobre los elementos comunes que existen entre las personas, trabajar las diferencias como elemento que enriquece el relato, aportando diversidad a las historias, nuevos colores y formas para una misma narración. Para ello trabajamos en encontrar estos puntos en común entre las personas, centrándonos en las emociones y lo universal.

La definición mediática de la migración, el tratamiento indiscriminado de los datos que se manejan y la falta de estrategia política generan un discurso basado en la otredad que no se corresponde con las circunstancias vitales que experimentan las sociedades en su día a día. La persona migrante convive como ciudadano o ciudadana, forma parte del entramado de la realidad social: es vecino y vecina. En este contexto, en “Patio de Luces”, queremos reivindicar el significado de vecindad como elemento cohesionador de la sociedad, como constructo social unificador y generador de “amistad social”.

En línea con Déjame que te cuente buscamos generar una comunicación que rompa barreras y sea un reflejo del sentir del pueblo. Un pueblo que convive en un patio de vecinos y vecinas y que en su día a día vive, comparte y se relaciona con toda la ciudadanía. El pueblo acoge y convive con personas migrantes, por ello, desde Déjame que te cuente apostamos por una nueva narrativa que sea un reflejo de esa realidad.

Entender la migración desde los conceptos de Pueblo y Comunidad es lo que pretendemos con el proyecto “Déjame que te Cuente: Narrativas Migratorias del Amor”. Gracias a la experiencia en nuestros proyectos de las plataformas sociales salesianas, tratamos la migración desde una perspectiva emic –desde dentro– que nos permite comprender la realidad de la convivencia en nuestra sociedad a través de una narrativa positiva, de entendimiento, de vecindad.

Quien tiende la ropa al otro lado del patio, quien cocina en la ventana de enfrente o canta desde el piso de arriba tiene derecho a una regularización que haga efectivas esas premisas de identidad común que como vecinas ya estamos construyendo.

Déjame que te cuente es un proyecto financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Dirección General de Programas de Protección Internacional y Atención Humanitaria. Cofinanciado por la Unión Europea. Y por el Ministerio de Derechos sociales, Agenda 2030 a través del IRPF.

Comparte este artículo

TE PUEDE INTERESAR

Madre Tierra, Número 57

Pertenecemos a la Tierra

Laura López nos invita a reflexionar sobre nuestra relación con la naturaleza a través del escultismo. Las experiencias de acampada, el respeto por la biodiversidad y el aprendizaje continuo forman parte de su vida scout, promoviendo una convivencia armoniosa con la Tierra.